Las fuerzas sirias continúan participando en feroces batallas contra los terroristas del Estado Islámico en la región desértica del este de Siria, liberando grandes extensiones de territorios y eliminando a más terroristas.

Ayer, las tropas del gobierno tendieron una emboscada a un grupo de jihadistas de ISIS mientras se movían cerca de Sukhnah. Los enfrentamientos estallaron por un corto tiempo antes de que el ejército sirio logre matar a todos los militantes, apoderarse de sus armas y el transporte.

Mientras tanto, las fuerzas del gobierno eran capaces de lograr un avance sustancial en el campo oriental de Homs, liberando hasta 1200 km2 de territorio. El último avance se logró desde el área de May’zlah hasta la región de Fidat bin Muwayna.

Fuente