Cerca de un centenar de manifestantes bloquearon el lunes todas las entradas al edificio del Ayuntamiento de Ereván y se negaron a permitir que la administración de la ciudad ingresara. Los manifestantes demandan la renuncia del alcalde Taron Margaryan, la manifestación es transmitida por los portales de noticias locales.

«Nadie debería entrar. Es un acto de desobediencia civil contra la corrupción y funcionarios que tienen una riqueza fabulosa a expensas de los ciudadanos comunes», dijo uno de los manifestantes a los periodistas. También agregó que todos los presentes están exigiendo la renuncia del alcalde de Ereván.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;