Al menos ocho personas murieron y 46 estaban desaparecidas hasta el sábado, luego de días de precipitaciones e inundaciones sin precedentes en el oeste de Japón, dijeron los medios locales.

La cantidad de personas que murieron como consecuencia de las inundaciones causadas por las fuertes lluvias en Japón aumentó a 27, mientras que más de 50 permanecen desaparecidas, informó la agencia de noticias Kyodo.

Se registraron cinco muertes en la prefectura de Hiroshima, donde las lluvias provocaron que los ríos explotaran y desencadenaron deslizamientos de tierra, informó NHK.

En la prefectura de Hyogo, un hombre de 59 años habría sido arrastrado por el agua de lluvia mientras limpiaba las tuberías. En la prefectura de Osaka, un hombre de 52 años se ahogó en el río.

El portavoz del gabinete japonés Yoshihide Suge dijo a los periodistas después de una reunión matutina de emergencia presidida por el primer ministro Shinzo Abe que las operaciones de rescate a gran escala estaban en marcha, involucrando a casi 50,000 policías, bomberos y soldados.

Según informes, las autoridades japonesas advirtieron que las fuertes lluvias provocadas por el tifón Prapiroon podrían desencadenar peligrosos deslizamientos de tierra.
Se aconsejó a un total de 26,000 evacuar a lo largo de Osaka después de que la tormenta tocara tierra en el suroeste del país.

Se instó a más de 100.000 personas que viven en Kobe, en la bahía de Osaka, en el centro de Japón, a prepararse para la evacuación. La medida también se recomendó a 14,000 personas en la prefectura de Kyoto y 27,000 en Hyogo.

Previamente el sábado, el gobierno japonés dijo que 48,000 empleados de las fuerzas de autodefensa, la policía y los bomberos estaban involucrados en operaciones de rescate en el país.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, describió la situación en las regiones afectadas por la lluvia como «extremadamente grave».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;