El gobierno chino, junto con el ejército chino, ha desarrollado una estrategia para contrarrestar la supremacía de los Estados Unidos.

La agencia de noticias japonesa Kyodo News publicó un documento interno, cuyas disposiciones le darán a China la oportunidad de «escapar del debilitamiento del estado supremacista». El documento también brinda la oportunidad de resolver el conflicto y ganar la guerra con los EE. UU.

Según este documento, se espera que los riesgos de una confrontación militar entre los Estados Unidos y China crezcan dramáticamente. En pocas palabras, Pekín no solo pretende defender a China: la República Popular China quiere desafiar el dominio estadounidense en el mar para ganar el control de las rutas comerciales marítimas.

Kyodo News y el Japan Times dijeron en referencia al documento que China se está preparando para expandir su presencia militar e influencia lejos de sus fronteras. Los periodistas señalan que el Ejército Popular de Liberación de China solía centrarse en la defensa de la costa, mientras que en la nueva era el ejército debe fortalecer sus capacidades en tierra, mar y aire.

Los militares chinos obedecerán las directivas del presidente chino Xi Jinping. Los observadores occidentales creen que el líder chino ha contribuido decisivamente al nuevo objetivo de las Fuerzas Armadas chinas.

Lo más probable es que Washington vea estos cambios en las políticas de China a través del prisma del notorio excepcionalismo estadounidense. Hasta hace poco, eran solo los Estados Unidos los que podían declarar al mundo entero como la esfera de sus intereses nacionales, que Washington está dispuesto a defender con la ayuda de la fuerza militar.

El temor a la expansión china es un elemento importante del pensamiento político-militar estadounidense, aunque no es tan notorio en el contexto de la histeria anti-rusa en los Estados Unidos.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;