El comentario se produce después de la visita del primer ministro israelí a Moscú el miércoles, donde discutió los problemas del Medio Oriente con el presidente ruso y un ataque nocturno contra las instalaciones militares sirias.

El jueves, Benjamin Netanyahu dijo que Israel no tiene ningún problema con el presidente sirio Bashar al Assad y que no intervendrá en el país si se mantienen los acuerdos existentes, según Haaretz.

Horas antes de que se hicieran las declaraciones, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron que habían disparado misiles contra la provincia suroccidental de Quneitra, en Siria, en «respuesta a una intrusión de un UAV sirio interceptado el miércoles».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;