China planea desplegar en 2020 submarinos robóticos capaces de realizar ataques suicidas, en medio de la presencia ventajosa de EE.UU. en aguas estratégicas.

China planea desplegar en 2020 submarinos robóticos capaces de realizar ataques suicidas, en medio de la presencia ventajosa de EE.UU. en aguas estratégicas.

“China está desarrollando submarinos no tripulados grandes, inteligentes y de bajo costo que pueden recorrer los océanos del mundo para realizar una amplia gama de misiones, desde el reconocimiento hasta la colocación de minas y la realización de ataques suicidas contra embarcaciones enemigas”, indicó el domingo el diario local The South China Morning Post, citando a científicos involucrados en el proyecto.

Según precisa el reporte, el proyecto es parte del “ambicioso plan” del Gobierno chino para impulsar el poder naval del país con tecnología de la inteligencia artificial.

La principal ventaja de los referidos vehículos subacuáticos es que pueden ser producidos y operados a gran escala y a un costo relativamente bajo, dijo un investigador chino que solicitó el anonimato debido a la sensibilidad del tema.

De acuerdo con los investigadores del proyecto, Pekín busca “desafiar la ventaja de potencias navales occidentales” en aguas estratégicas como el mar de la China Meridional después de la II Guerra Mundial.

A este respecto, los científicos han señalado que los nuevos submarinos robóticos chinos, llamados vehículos subacuáticos no tripulados extragrandes (XLUUV), apuntan de forma concretada a las fuerzas de Estados Unidos en el mar de China Meridional y el océano Pacífico occidental.

A su vez, Lin Yang, el director del Instituto de Automatización Shenyang (Academia China de Ciencias), calificó el programa de submarinos no tripulados de China como una “contramedida contra las armas similares que ahora se encuentran en desarrollo intensivo en Estados Unidos”.

China ha invertido considerables recursos en su flota de submarinos. Desde 2002, ha construido 10 submarinos nucleares: seis submarinos de ataque nucleares de clase Shang I y II capaces de disparar misiles antibuque y de ataque terrestre, y cuatro submarinos de misiles balísticos de clase Jin, indica un estudio del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono).

Las tensiones entre EE.UU. y China, además de otros ámbitos, ya son agudas en aguas. Estados Unidos se opone a la continua construcción de China en zonas disputadas del mar de la China Meridional, y China ha expresado una fuerte oposición a la proximidad de embarcaciones estadounidenses a la isla autónoma de Taiwán, que considera una provincia suya.

China planea desplegar en 2020 submarinos robóticos capaces de realizar ataques suicidas, en medio de la presencia ventajosa de EE.UU. en aguas estratégicas.

Fuente