Al menos 33 personas han perdido la vida en la República Democrática del Congo (RDC) como consecuencia de una nueva ola de la epidemia del Ébola.

Según ha comunicado este sábado el Ministerio de Salud congoleño, un total de 43 casos de ébola, 13 de ellos confirmados, se ha registrado desde el inicio de una nueva epidemia declarada el 1 de agosto, que ya ha dejado 33 muertos en las zonas orientales de este país africano.

El pasado miércoles, funcionarios de la RDC anunciaron que un nuevo brote golpeaba los alrededores de la ciudad de Beni, en la provincia de Kivu del Norte, apenas una semana después de haberse confirmado el final de una anterior epidemia en el noroeste, que mató también a otras 33 personas.

Entre los 33 fallecidos en el nuevo brote, se encuentran tres entre los 13 casos confirmados, según el boletín de situación epidemiológica publicado hoy sábado.