Tel Aviv ha establecido objetivos limitados para las negociaciones iniciales sobre la situación en la Franja de Gaza, que ha presenciado protestas masivas, tiroteos y el uso de cometas de bombas incendiarias por palestinos a lo largo de la valla Gaza-Israel. Israel ofrece aliviar el bloqueo del enclave palestino controlado por el movimiento militante Hamas a cambio de que los palestinos calmen su lado de la frontera. «Un alto el fuego completo [por los palestinos] conducirá, por parte de Israel, a la reapertura del cruce de Kerem Shalom y la renovación de los permisos otorgados con respecto a las zonas de pesca», dijo un funcionario israelí citado por Reuters. La oferta de Israel efectivamente significa levantar las restricciones que Tel Aviv impuso a Gaza el 9 de julio.

Fuente