Las llamas y los humos hicieron pensar a los usuarios de las redes sociales italianas que la explosión había ocurrido en el aeropuerto de Bolonia, mientras que en realidad todo eso había sido causado por un accidente que involucraba un camión tanque de combustible.

Según la policía, un hombre murió y 55 resultaron heridos debido a la explosión en la carretera. El camión dio vuelta, se incendió y explotó, destruyendo muchos automóviles y bloqueando la carretera, lo que imposibilitó que los bomberos llegaran a tiempo.