El canciller venezolano, Jorge Arreaza, junto al fiscal general de la nación, Tarek William Saab, mantuvieron una reunión con el personal de negocios estadounidense en Caracas (capital venezolana), James Story, con quien atendió el tema del ciudadano Osman Delgado Tabosky, residente en Miami, estado de Florida. En la reunión, mantenida en la sede del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Saab entregó un informe preliminar al diplomático estadounidense que incriminaba a Delgado como jefe intelectual del ataque contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El encuentro obedeció a los lineamientos emanados por el jefe de Estado para informar y solicitar la colaboración de EE.UU. y Colombia, países desde donde se diseñó y financió el atentado, actualmente en proceso de investigación. «Venezuela va a solicitar la extradición de ese ciudadano y lo vamos a hacer por los canales correspondientes, tenemos acuerdos de cooperación entre países que están vigentes», señaló Arreaza tras la reunión.

En este contexto, Arreaza apeló a la doctrina de seguridad de Estados Unidos, según la cual se plantea la lucha contra el terrorismo como una de las premisas principales.

«Le pedimos a los países desde que los territorios se planificó este magnicidio y el grado de frustración que cooperan en entregar las personas inculpadas», agregó.

Maduro acusó el martes a Delgado de ser el cabecilla y financiador del atentado con drones cargados de explosivos en su contra que se registró durante un discurso en un acto por el aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El mandatario reveló horas después del fallido intento que había sido detenido seis «terroristas» después de haber acusado a Bogotá y la «ultraderecha» colombiana y venezolana de estar detrás del magnicidio fallido.

Fuente