Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, durante el año 2018, la proporción de personas en la pobreza laboral en México aumentó.

En Chiapas, uno de los estados del sureste de México, se enfrenta a una grave crisis en materia de industria, esto provoca que los empleos no sean bien remunerados y que la población no tenga para comprar la canasta básica alimentaria para sus familias.

El sureste de México, incluyendo el estado de Chiapas, tiene la mayor proporción de personas en pobreza laboral, en donde sus salarios no llegan a las 3 sesiones, y por tanto no pueden adquirir la canasta básica de alimentación para sus familias.

De acuerdo a investigadores, la pobreza laboral no es por falta de empleo sino por una buena remuneración por sus actividades.

Al no contar con un salario suficiente para todas las necesidades básicas, recurrir a la ayuda de programas asistenciales de los Gobiernos Federal y Estatal.

La pobreza laboral también se debe principalmente a la falta del sector industrial en Chiapas, las instituciones federales y estatales, cambian sus proyectos asistenciales para mejorar el sector económico.

En Chiapas, la pobreza laboral afecta más a la mitad de la población, esto significa que no puede obtener la canasta alimentaria porque sus ingresos provienen del trabajo no llegan a por menos 74 dólares mensuales para poder subsistir.

Fuente