Mediante el compromiso financiero de $ 250 millones para asistencia a Ucrania, firmado hoy por el presidente Trump en Fort Drum como parte del presupuesto de defensa, EE. UU. Continúa su política de expandir su esfera de influencia en la masa de tierra continental de Eurasia.

Este es un elemento adicional que tendrá un gran peso en los acuerdos de Kiev. Con esta decisión, Washington envía una señal clara a Moscú. A partir de ahora, las negociaciones para la resolución de la crisis también pasarán por un nuevo equilibrio de la fuerza militar entre los Estados Unidos y la Federación de Rusia.

Fuente