El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, viajó en secreto a Egipto en mayo para conversar con el presidente Abdel Fattah al-Sisi para discutir un alto el fuego en Gaza.

Según un informe de la estación del Canal 10 el lunes, fuentes estadounidenses dijeron que Netanyahu y Sisi discutieron la posibilidad de una tregua a largo plazo en la Franja de Gaza y el posible regreso de la Autoridad Palestina a la región el 22 de mayo.

La reunión se realizó varios días después de las protestas mortales del 14 de mayo a lo largo de la frontera de Gaza contra la apertura de la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén al-Quds.

Según funcionarios de salud de Gaza, al menos 58 palestinos fueron abatidos a tiros y más de 2.700 heridos por francotiradores israelíes que se colocaron a lo largo de la valla. Un infante y un hombre sucumbieron a sus heridas y luego llevaron el total de muertes de la violencia a 60.

Cada año, el 15 de mayo, palestinos de todo el mundo organizan manifestaciones para conmemorar el día, que marca el aniversario del desalojo forzoso israelí de cientos de miles de palestinos de su patria en 1948.

También el lunes, el ministro israelí de Asuntos Militares, Avigdor Lieberman, dijo que era inevitable otra ronda de enfrentamientos entre Israel y los palestinos en Gaza.

Además de los meses de tensión a lo largo de la frontera, también ha habido tres grandes brotes militares entre Israel y Hamas desde julio.

El jueves, funcionarios palestinos confirmaron que el movimiento de resistencia Hamas y el régimen israelí habían acordado un alto el fuego mediado por Egipto para detener el fuego transfronterizo en la Franja de Gaza.

El desarrollo se produce después de dos días de ataques aéreos israelíes contra al menos 150 posiciones en Gaza.

El régimen en Tel Aviv dice que los ataques aéreos se lanzaron luego de que un cohete de largo alcance disparado desde la franja costera palestina golpeara una zona deshabitada al sur de los territorios palestinos ocupados. Hamas se atribuyó la responsabilidad por el ataque con cohetes, haciendo hincapié en que fueron en represalia por el asesinato de dos palestinos por parte de las fuerzas israelíes.

Israel ha matado a más de 150 personas desde marzo cuando los palestinos comenzaron a organizar protestas en la frontera para exigir el fin del bloqueo y el regreso de los palestinos a los territorios ocupados.

Fuente