Al menos 25 personas murieron este miércoles cuando un suicida detonó la carga que llevaba encima en un centro educativo de un barrio chiita en el oeste de la capital afgana, Kabul, anunciaron las autoridades locales. Los portavoces de los ministerios del Interior y de Sanidad confirmaron este balance y señalaron que al menos 35 personas resultaron heridas en el ataque.

Al menos 25 personas murieron este miércoles cuando un suicida detonó la carga que llevaba encima en un centro educativo de un barrio chiita en el oeste de la capital afgana, Kabul, anunciaron las autoridades locales.

Los portavoces de los ministerios del Interior y de Sanidad confirmaron este balance y señalaron que al menos 35 personas resultaron heridas en el ataque.

«Confirmamos que el ataque fue causado por un suicida que iba a pie. Se hizo estallar en el interior del centro educativo», declaró el portavoz policial Hashmat Stanikzai. Por el momento el atentado no ha sido reivindicado. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha reivindicado numerosos atentados en la capital y en el este del país durante los últimos meses.

El ataque se produjo sobre las 16:00 hora local (11.30 GMT), cuando un insurgente suicida hizo detonar los explosivos que portaba en su chaleco en el interior de una escuela del distrito policial número 18, indicó el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

El edificio atacado es un centro educativo privado en el que estudian principalmente menores, tanto niños como niñas, afirmó el jefe del Departamento de Investigación Criminal de la Policía de Kabul, Salem Almas, en su grupo oficial de Whatsapp.