Dos bombarderos estratégicos rusos Tu-160 aterrizaron en el aeródromo de Anadyr en el Ártico por primera vez en la historia el jueves.

Según los informes, la aeronave voló 7,000 kilómetros (4,350 millas) desde su base permanente para llegar a Anadyr, que fue reconstruido recientemente como parte de un programa para desarrollar infraestructura militar en la región.

Durante su vuelo, los equipos practicaron el uso de combate de las armas de los aviones en objetivos en tierra en un sitio en la República de Komi, así como en el reabastecimiento en pleno vuelo.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, un total de 10 aviones participan en los ejercicios de entrenamiento, incluidos los aviones Tu-160, Tu-95MS e Il-78.

Fuente