El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha llegado este sábado a la boda de la ministra de Asuntos Exteriores de Austria, Karin Kneissl, con un gran ramo de flores para la novia.

El enlace unirá en matrimonio a Karin Kneissl con el empresario multimillonario Wolfgang Meilinger.

La boda de Karin Kneissl y Wolfgang Meilinger se ha celebrado en Gamlitz (estado de Estiria). El presidente de Rusia regaló a los recién casados un cuadro con un paisaje rural, una extractora de aceite antigua y un ‘samovar’ de Tula con motivo de sus nupcias.

Durante la celebración, Putin pronunció un brindis en alemán en el que «expresó su agradecimiento y placer por haber tenido una nueva oportunidad de visitar la acogedora Austria».

Durante la celebración, el líder ruso bailó con la novia y, como el resto de invitados, escribió con un marcador una felicitación sobre el capó del auto de los recién casados, que enmarcó en un corazón donde dejó su rúbrica.

El líder ruso se despidió calurosamente de los novios y abandonó el evento antes de que finalizara, ya que horas más tarde tenía programada una reunión en Alemania con la canciller de este país, Angela Merkel.

Anteriormente, el asesor del presidente ruso Yuri Ushakov relató que la ministra invitó a Putin durante su reciente visita a Viena.

Fuente