Rusia tiene pruebas de que el grupo terrorista Estado Islámico * ha estado recibiendo armas de otros países con la ayuda de agencias de seguridad extranjeras, dijo el enviado ruso ante la ONU Vassily Nebenzia.

«Hemos acumulado evidencia de que las armas están siendo contrabandeadas [a Siria] desde el exterior, incluso a través de organizaciones semilegales o incluso bajo la protección de agencias de seguridad de otros países», dijo a Naciones Unidas el jueves.

Nebenzia dijo que Rusia planeaba discutir formas de poner fin a las entregas de armas a Daesh en una conferencia internacional sobre la lucha contra el tráfico ilícito de armas, programada para el 3 y 4 de septiembre en Moscú.
El diplomático mencionó que los militantes islámicos estaban a punto de avanzar en los territorios controlados por el gobierno, principalmente cerca de la ciudad noroccidental de Idlib. Añadió que Daesh no rehuía usar niños para organizar ataques terroristas.

Nebenzia también dijo que las fuerzas armadas rusas habían ayudado a liberar más de 1.400 pueblos y aldeas en Siria y a devolver el 96 por ciento de su territorio bajo control gubernamental, asegurando el regreso de más de 1,5 millones de refugiados sirios.

Nebenzia señaló que Al Qaeda * puede llenar el vacío en Siria que queda al retirarse de los combatientes Daesh y convertirse en un gran obstáculo para el proceso de paz en curso.

«Nuestra evaluación es que Al Qaeda y sus aliados toman la iniciativa, convirtiéndose en un obstáculo para un acuerdo pacífico en Siria, ya que Daesh continúa desmoronándose», dijo.

Fuente