Casi 140 inmigrantes, que habían quedado varados en el Mediterráneo durante días a bordo del buque Diciotti de la Guardia Costera italiana, desembarcaron en el puerto siciliano de Catania en medio de una investigación al ministro del Interior Matteo Salvini, informaron los medios locales.

Después de que los inmigrantes abandonaron el barco el sábado por la noche, fueron transportados a un centro en Messina, en Sicilia, informó la cadena de noticias Rai.

El 15 de agosto, 177 inmigrantes fueron rescatados y llevados a bordo de Diciotti en aguas maltesas, sin embargo, Valetta rechazó la solicitud de Roma de permitirle desembarcar a los migrantes rescatados en Malta.

Las autoridades italianas también se negaron a dejar a los inmigrantes fuera del barco. Salvini, el viceprimer ministro, pidió que se solucione la situación a nivel europeo para que los migrantes a bordo de Diciotti sean aceptados por los Estados miembros del bloque sobre una base de cuota.

A principios de la semana, las autoridades italianas permitieron el desembarco de 27 menores no acompañados, mientras que a última hora del sábado 13 personas también pudieron abandonar el barco.

El sábado, Salvini dijo que Albania, Irlanda y la Conferencia Episcopal Italiana acordaron albergar a los 137 inmigrantes restantes.

El mismo día, los fiscales italianos dijeron que estaban investigando a uno de los ministros del gabinete. Posteriormente, los medios informaron que la investigación se refería a Salvini, agregando que estaba relacionada con la limitación de los derechos de ciertas personas en violación de la constitución italiana y el derecho penal.

El enfrentamiento en torno a Diciotti llevó a la Comisión Europea a convocar a una reunión informal de altos funcionarios de 12 estados miembros para debatir cuestiones migratorias el viernes. La sesión, sin embargo, no arrojó ningún resultado.

Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo que Roma estaba considerando recortar sus contribuciones al presupuesto a largo plazo de la UE sobre el fracaso de Europa para llegar a un acuerdo sobre el tema de los inmigrantes.

En las últimas semanas, el nuevo gobierno italiano, que se ha comprometido a cerrar las fronteras del país para los inmigrantes, ha negado a varios buques de rescate con cientos de inmigrantes a bordo permiso para atracar. Salvini dijo que Italia cerraría sus puertos para rescatar barcos operados por ONG en el Mediterráneo.

Fuente