El ejército y la marina siguen las calles en tareas de seguridad pública interna, anunció el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. En conferencia de prensa esta mañana, el futuro presidente de México dio la bienvenida a la decisión de su próximo gobierno de continuación con la política de seguridad que arrancó desde 2006, en el sexenio de Felipe Calderón, de cómo usar las fuerzas castrenses en tareas de seguridad pública.

Esto, tras afirmar que el combate a la delincuencia con militares y marinos es la única opción para enfrentar «la amarga realidad» por la que atraviesa el país y atender el problema de seguridad y violencia.

«Quiero ser más sincero: si no contamos con el apoyo del ejército y de la marina, no se puede enfrentar el problema de inseguridad. En las circunstancias actuales no hay alternativa «, lamentó.

De las razones, López Obrador confió en que sería una irresponsabilidad de su parte «retirar a marinos y militares de las calles, ya que dejaría en» estado de indefensión «a los mexicanos, porque la Policía Federal» no está preparado para ponerla en seguridad » tareas.

«Siendo realistas, no se ha podido consolidar a la Policía Federal, no se avanzó». No quiero hacer cuestionamientos, pero sí tengo que informar con objetividad «, dijo.

El exjefe de gobierno argumentó que, de acuerdo con la opinión de la gente, las políticas públicas y municipales tampoco estaban cumpliendo con su responsabilidad.

Ante la sorpresa de su planteamiento, el presidente electo matizó que su gobierno buscará una salida gradual de estas dos fuerzas, pero que será considerado como un proceso para mediano y largo plazo y que se convertirá en una vez que cuente con una guardia nacional. Garantizar la paz y la tranquilidad del país «.

De hecho, añadió que más adelante podría buscarse un cambio en el marco jurídico, una vez que se obtienen resultados, pero no profundizó en el tema.

«Necesitamos resolver el problema con lo que más convenga. No se va a hacer ningún cambio en la ley de seguridad pública pública, en tanto no se tienen resultados. Vamos primero a operar con el marco legal actual «, aseguró.

Esto, tras afirmar que el combate a la delincuencia con militares y marinos es la única opción para enfrentar «la amarga realidad» por la que atraviesa el país y atender el problema de seguridad y violencia.

«Quiero ser más sincero: si no contamos con el apoyo del ejército y de la marina, no se puede enfrentar el problema de inseguridad. En las circunstancias actuales no hay alternativa «, lamentó.

De las razones, López Obrador confió en que sería una irresponsabilidad de su parte «retirar a marinos y militares de las calles, ya que dejaría en» estado de indefensión «a los mexicanos, porque la Policía Federal» no está preparado para ponerla en seguridad » tareas.

«Siendo realistas, no se ha podido consolidar a la Policía Federal, no se avanzó». No quiero hacer cuestionamientos, pero sí tengo que informar con objetividad «, dijo.

El exjefe de gobierno argumentó que, de acuerdo con la opinión de la gente, las policías estatales y municipales tampoco “están cumpliendo con su responsabilidad”.

Ante la sorpresa de su planteamiento, el presidente electo matizó que su gobierno buscará una salida gradual de estas dos fuerzas, pero reconoció que será un proceso para mediano y largo plazo y que se concretará una vez que se cuente con una guardia nacional “capaz de garantizar la paz y tranquilidad del país”.

De hecho, añadió que más adelante podría buscarse un cambio en el marco jurídico, una vez que se tengan resultados, pero no profundizó en el tema.

“Necesitamos resolver el problema con lo que más convenga. No se va a hacer ningún cambio en la ley de seguridad pública actual, en tanto no se tengan resultados. Vamos primero a operar con el marco legal actual”, aseguró.

El tabasqueño sostuvo que su gobierno cuidará que marinos y militares respeten los derechos humanos del pueblo y no reprimirlo.

“Sabemos que es un desafío gobernar al país en las circunstancias actuales, pero estamos convencidos de que si hay una verdadera administración. Vamos a entregar buenas cuentas”, añadió.

Evalúa inseguridad con secretarios

Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador refirió que las reuniones que esta semana tuvo con los secretarios de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, y Defensa nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, fueron para conocer de primera fuente un diagnóstico del problema de inseguridad, así como las propuestas de éstos para enfrentarlo. Sin embargo, evitó mencionar el contenido de fichas propuestas.

Acerca del nombramiento de los futuros titulares de ambas dependencias, dijo que a mediados de octubre y posiblemente las propuestas de datos que ocuparían ese cargo. Aunque se adelantó a la condición general en general y al más alto rango, ya sea general de división o almirante.

Fuente