La tensión en la ciudad alemana de Chemnitz sigue por segunda noche, mientras que las marchas rivales por el asesinato de un ciudadano continúan.

Los ultraderechistas creen que estos sucesos se deben a la política de puertas abiertas del gobierno y el otorgamiento de asilo a los migrantes de Oriente Medio y África.

Estas imágenes de la segunda jornada de tensión en Chemnitz. Protestas que ocurren por el asesinato de un ciudadano alemán, de origen cubano, de 35 años; tras una pelea verbal. En estas marchas hubo varios heridos.

Los manifestantes de la ultraderecha dicen que estos sucesos se deben otorgar al otorgamiento de asilo a migrantes. Mientras los antinazis plantean que los ultraderechistas están aprovechando la situación para fines políticos.

Tras el asesinato del domingo, la policía se ha detenido a los migrantes de Irak y Siria, y los neonazis se lanzaron a la caza del extranjero, para mostrar al mandante, al decir de ellos. El Gobierno central asegura que no tolerará incitación xenofóbica.

La política de puertas abiertas de Angela Merkel, iniciada en 2015, generó muchas objeciones y causó grupos extremistas, como el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), y Patriotas Europeos Contra la Islamización del Occidente (Pegida, en su acrónimo alemán), se fortalezcan

En este sentido, la canciller también perdió su parte en el Parlamento y el Partido AfD logró 90 escaños en las elecciones de 2017. Ahora en Chemnitz, donde este partido y Pegida cuentan con un gran apoyo, puede ser otra herida en la línea de su política globalista.

Fuente