El ejército ruso desplegó una batería adicional de sistemas de misiles tierra-aire Tor-M2 en su Base Aérea Khmeimim en Siria, informó el 28 de agosto el periódico Kommersant citando una fuente en el Ministerio de Defensa.

La medida, así como el despliegue de las fragatas Almirante Grigorovich y Almirante Essen armados con misiles de crucero Kalibr cerca de Siria, se produce en medio de la creciente amenaza de un nuevo ataque con misiles liderado por Estados Unidos contra instalaciones gubernamentales en el país devastado por la guerra.

Según el Ministerio de Defensa ruso, Estados Unidos está formando una fuerza de ataque para atacar a las fuerzas gubernamentales en Siria utilizando un ataque químico en etapas en la provincia de Idlib como una justificación de este movimiento.

Fuente