Los eventos en Chemnitz provocaron una ola de protestas en toda Alemania. Las manifestaciones y los enfrentamientos de los partidarios de la política de migración progubernamental y sus oponentes tuvieron lugar en Dresde, Hamburgo y Colonia.

En Colonia, una concentración de antifascistas reunió a más de seiscientas personas. Por el contrario, un centenar de nacionalistas se adelantaron.

A pesar de la situación acalorada, la policía logró apaciguar a los manifestantes. En Hamburgo, se llevó a cabo una marcha de la organización «Antifa», en la que participaron dos mil partidarios.

Recordemos que las protestas masivas comenzaron en Chemnitz luego de que un grupo de inmigrantes armados con cuchillos atacó a un residente local. La víctima fue llevada al hospital en una condición grave, pero murió de numerosas heridas de arma blanca.

Fuente