Los esfuerzos de México «allanan el camino para que tengamos significativas, sustantivas y productivas conversaciones con los Estados Unidos esta semana». La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró así este martes (28.08.2018) que su país está «alentado» por el progreso que Estados Unidos y México han hecho en la negociación comercial y citó expresamente los temas automotriz y laboral, en su primera reunión con sus homólogos estadounidenses en Washington desde mayo. Esta misma noche se reunirá también con los representantes mexicanos.

México ha tomado «difíciles decisiones» para alcanzar el acuerdo con su vecino del norte, valoró que llegó a Washington para reunirse con el jefe negociador estadounidense del Nafta, el representante de Comercio, Robert Lighthizer, un día después de que el presidente Donald Trump anunciara un acuerdo comercial con México y dejó en suspenso la incorporación de Canadá, el tercer socio en el Nafta. Lighthizer comunicará al Congreso el acuerdo el viernes, por lo que podría incluso incluirse todavía a Canadá. «Si no está Canadá, notificaremos que tenemos un acuerdo bilateral al que Canadá es bienvenido a unirse», dijo Lighthizer el lunes.

Estados Unidos, México y Canadá comenzaron hace un año a renegociar el tratado de libre comercio de América del Norte (TLCAN/Nafta). A pesar del gran avance anunciado ayer, Trump volvió a insistir hoy en que México tendrá que pagar la construcción de un muro fronterizo entre ambos países. «Sí, el muro se pagará muy fácilmente, lo pagará México. En último término lo pagará México», insistió Trump en declaraciones a periodistas desde el Despacho Oval, al ser preguntado por sus planes para ese polémico proyecto. El ministro de Exteriores mexicano respondió a través de Twitter que «NUNCA (sic) va a suceder es que México pague por un muro».

Precisamente hoy, el hijo del histórico líder de los derechos civiles Martin Lugher King, del mismo nombre, dio un discurso desde la frontera entre México y Estados Unidos en contra de las «draconianas» políticas migratorias del gobierno de Trump. Lo hizo en conmemoración del 55 aniversario del más famoso discurso de su padre, ‘I have a dream’ (‘tengo un sueño’), en el que soñaba, por ejemplo, que sus cuatro hijos vivieran en un mundo en el que no fueran juzgados por el color de su piel, sino por su carácter.

Uno de esos hijos clamó hoy desde el Parque de la Amistad, que se ubica entre la ciudad mexicana de Tijuana y San Diego (California), el mismo sitio donde hace meses antes el fiscal general Jeff Sessions dio a conocer la implementación de la política de «tolerancia cero» contra la inmigración ilegal: «Este muro detrás mío se ha convertido en un símbolo de odio y división, que ha llevado a la separación de niños de sus padres, ha puesto en peligro a las comunidades fronterizas y se ha cobrado la vida de personas en búsqueda de seguridad y libertad». «Mi padre era un constructor de puentes, no de muros», agregó.

 

Fuente