El secretario general de OEA, Luis Almagro, ha llamado este martes a los gobiernos de América Latina a aumentar la presión contra Venezuela. “La prioridad para Venezuela es que los países latinoamericanos apliquen sanciones, y más sanciones de la Unión Europea(UE) y Estados Unidos”, ha dicho el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El político uruguayo que hablaba a los periodistas en Santo Domingo, la capital de la República Dominicana, ha señalado que la OEA solo tiene instrumentos jurídicos y esos instrumentos, como la Carta Democrática del ente hemisférico, han sido aplicados anteriormente contra Venezuela, pero ahora les toca a los países latinoamericanos actuar contra Caracas, ha indicado. El secretario general, acérrimo crítico de Maduro, convocó un panel internacional independiente, que a mediados de este año determinó que hay “fundamento suficiente” de crímenes de lesa humanidad en Venezuela y recomendó remitir la evidencia a la Corte Penal Internacional (CPI).

“La prioridad para la OEA es que los venezolanos puedan vivir en paz y en democracia”, ha añadido Almagro en declaraciones al margen de un foro sobre partidos políticos organizado por el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Almagro, criticado en diferentes ocasiones por las autoridades bolivarianas por apoyar a la oposición y la derecha de Venezuela, ha vuelto a cuestionar tanto la democracia en este país caribeño como la gestión del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Recientemente Almagro aplaudió la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano exiliado de condenar al mandatario del país suramericano a 18 años y 3 meses de cárcel por el caso de “corrupción de la constructora brasileña Odebrecht”, sentencia rechazada por el Gobierno de Venezuela.  Maduro acusa a Almagro de usar la OEA para intervenir en los asuntos internos de Caracas y de estar al servicio de los intereses del imperialismo.

Fuente