La revista médica británica The Lancet, publicó el viernes el estudio de un grupo de científicos y médicos que analizaron las consecuencias de los conflictos armados en el continente africano.

El informe titulado: Conflicto armado y mortalidad infantil en África, es un análisis geoespacial que indica que de los casi cinco millones de muertos, unos 3 millones fueron infantes menores de 12 meses.

“Este análisis demuestra que los efectos del conflicto armado se extienden más allá de las muertes de combatientes y la destrucción material: el conflicto armado incrementa considerablemente el riesgo de muerte de niños pequeños, por un periodo largo de tiempo”, indicaron los autores del estudio.

Las muertes fueron causadas por falta de atención médica a las madres embarazadas y los recién nacidos, así como el contagio de enfermedades y la malnutrición por falta de recursos a causa de 15 441 conflictos que azotaron el continente.

Fuente