Corea del Sur ha negado una visita oficial del presidente israelí, Reuven Rivlin, al país en una acción que podría desencadenar una disputa diplomática entre Tel Aviv y Seúl.

El sitio web israelí Ynetnews informó el desaire el jueves, diciendo que la visita se había planeado para este año o durante la próxima.

Ynet, sin embargo, dijo que la negativa era «innegable» y que había dejado a Tel Aviv «sorprendido».

No se proporcionaron explicaciones para la decisión, pero el sitio web sugirió tres posibles causas para el desaire.

Citó lo que los funcionarios israelíes ya describieron como la «creciente frustración» de Corea del Sur por el continuo rechazo de Tel Aviv a los importantes acuerdos de seguridad como una de las razones que provocó el desprecio. Como ejemplo de esto, el sitio web de noticias citó el fracaso de Tel Aviv para permitir que Hyundai construya naves diseñadas para proteger las plataformas de perforación de gas natural en el mar de Israel y en su lugar adjudique el contrato al alemán ThyssenKrupp.

También citó a fuentes israelíes que afirmaban que Corea del Sur se estaba negando a simplificar un acuerdo de libre comercio para facilitar las operaciones de los exportadores israelíes en Corea del Sur. Las fuentes afirman que el acuerdo ya ha sido aprobado por varios foros y ha estado esperando la aprobación de Seúl por más de un año.

En tercer lugar, señaló el posible resentimiento de Corea del Sur ante la negativa de Israel a felicitar a Seúl por la cumbre entre el presidente surcoreano Moon Jae-in y el gobernante norcoreano Kim Jong-un en abril de este año.

Ynet destacó aún más el hecho de que Corea del Sur fue uno de los 128 países que votaron a fines de 2017 contra el reconocimiento por los Estados Unidos de la ciudad santa de Jerusalén al-Quds como la «capital» de Israel como otra posible razón para negarle una visita al presidente Rivlin. Seúl.

Fuente