El secretario general de la ONU, António Guterres, respalda la postura de EEUU, Francia y Reino Unido con sus declaraciones sobre la situación en la provincia siria de Idlib, afirmó el embajador de Siria ante Naciones Unidas, Bashar Jaafari.

«Estamos sorprendidos por la declaración hecha por el secretario general de la ONU que muestra su apoyo a la posición de los países que han amenazado directamente a mi país y a mi Gobierno», aseveró el diplomático.

El 29 de agosto, el titular de la ONU urgió a los países garantes de la tregua siria —Rusia, Turquía e Irán- a solucionar de modo pacífico la situación en Idlib, y expresó su preocupación por el creciente riesgo de una catástrofe humanitaria en caso de una operación militar a gran escala en esta provincia siria.

Guterres también recordó que cualquier uso de armas químicas es absolutamente inaceptable y llamó al Gobierno sirio y a todas las partes a la moderación.

La provincia de Idlib fue ocupada en 2015 por grupos armados y la organización terrorista Frente al Nusra (también conocida como Fatah al Sham, prohibida en Rusia).

Conforme a los acuerdos de reconciliación, a esa provincia se han evacuado los miembros de grupos radicales que se han negado a entregarse a las fuerzas gubernamentales en Alepo, Homs y Guta Oriental, escenarios de operaciones antiterroristas.

En 2017, el territorio de Idlib comenzó a formar parte de la zona de distensión del norte de Siria patrocinada por Turquía.

Damasco declaró en julio pasado que se reserva el derecho de usar la fuerza militar para recuperar la provincia de Idlib si esta rechaza la reconciliación.

Fuente