El gasoducto Nord Stream 2 hacia Europa duplicará el suministro ruso de gas natural a Alemania a través del Mar Báltico y reducirá el tránsito a través de Ucrania.

Una fase preparatoria del trabajo de construcción del gasoducto Nord Stream 2 hacia Europa está ahora en curso en aguas costeras alemanas a pesar de la amenaza de sanciones de Estados Unidos, informó el Financial Times, citando a Alexei Miller, el CEO del monopolio estatal de gas de Rusia, Gazprom.

Mientras describía la construcción en las aguas territoriales alemanas como «preparatoria», un portavoz de Nord Stream 2 dijo que esto incluía la construcción de una conexión desde el sitio de aterrizaje en Lubmin hasta el oleoducto en aguas más profundas.

Simultáneamente, se continúa trabajando en una zanja submarina para revestir la tubería mientras corre a través de aguas poco profundas cerca de la instalación de aterrizaje.
El gasoducto ruso hacia Europa duplicará el suministro de gas natural a Alemania a través del Mar Báltico y reducirá el tránsito a través de Ucrania.

Si bien la construcción del ducto de 1.200 kilómetros (745 millas) ya ha sido aprobada por Alemania, Finlandia, Suecia y Rusia, el acuerdo de Dinamarca aún está pendiente, aunque Nord Stream 2 solicitó la aprobación de Copenhague para una nueva ruta de ductos que evitaría la aguas territoriales del país.

Debido a que la nueva ruta se extendería más lejos de la costa danesa, en la «zona económica exclusiva» del país, esto haría más difícil para Dinamarca vetar el proyecto.

Algunos países que temen perder ingresos por el tránsito de gas ruso, sobre todo Ucrania, se oponen a la empresa Nord Stream 2.

El proyecto también enfrenta la oposición de los Estados Unidos, que advierte que el proyecto está haciendo que Alemania dependa de Rusia. Alemania ha insistido en que el proyecto es completamente comercial.

Durante una reunión a principios de este mes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, acordaron «tomar medidas para asegurar que [el proyecto Nord Stream 2] esté protegido de posibles ataques no competitivos e ilegales de terceros países».

El canciller alemán Heiko Maas cree que «es simplemente inaceptable tratar de influir en la política energética europea».

Nord Stream 2, que es una empresa conjunta de la rusa Gazprom con la francesa Engie, la austriaca OMV AG, la británica holandesa Royal Dutch Shell y la alemana Uniper y Wintershall, pretende entregar 55 millones de metros cúbicos de gas natural ruso al año a la Unión Europea a través del Mar Báltico a Alemania.

Una extensión de la tubería Nord Stream existente, Nord Stream 2 se ejecutará en los territorios de Rusia, Finlandia, Suecia, Dinamarca y Alemania.

Fuente