Nueva Zelanda ha permitido que la denunciante estadounidense Chelsea Manning, que proporcionó información clasificada a WikiLeaks y cumplió siete años de prisión por la ofensa, solicite una visa para una gira de conferencias justo cuando Australia envió un aviso de intención de negarle la entrada, The Guardian ha informado.

El 30 de agosto, el organizador del evento de Manning dijo que se le había prohibido ingresar a Australia, cuyo gobierno decidió que no cumplía con los requisitos de carácter establecidos en la Ley de Migración del país.

Nueva Zelanda ha juzgado que Manning no había cometido ningún delito desde su liberación de una prisión estadounidense y no era probable que cometiera ningún delito en el país, informó The Guardian, citando un documento de evaluación de visas.

Bradley Manning, un ex soldado estadounidense, fue condenado a 35 años de prisión, pero fue liberado en mayo de 2017 luego de que el presidente Barack Obama conmutara la sentencia tres días antes de abandonar la Casa Blanca.

El día después de la sentencia, Manning anunció que tenía una identidad de género femenina desde la infancia, expresando su deseo de comenzar la terapia de reemplazo hormonal y adoptar el nombre de Chelsea.

Fuente