California por segundo año consecutivo vuelve a demandar a Donald Trump por detener fondos federales para programas que ayudan a combatir la inseguridad pública.

El presidente estadounidense, Donald Trump, recibe una nueva demanda de California porque su Administración le está negando los fondos federales que ayudan a combatir el crimen, bajo el argumento de que el estado no cumple con las pautas de colaboración para combatir la inmigración indocumentada.

El procurador de Los Ángeles Mike Feuer aseguró que es anticonstitucional que el mandatario ponga condiciones cuando es prioridad brindar recursos económicos que ayudan a erradicar la delincuencia.

El año pasado, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció nuevos requisitos a las ciudades que reciben fondos del programa Memorial Justice Assistance Grant y lo hizo como parte del castigo a las denominadas ciudades santuarios.

El Gobierno federal retuvo 9 millones de dólares en 2017 a Nueva York y ahora su amenaza es contra California. Por ello, políticos organizaciones y la comunidad se están uniendo para apoyar esta demanda ya que al no recibir fondos federales perjudicará a las poblaciones más vulnerables.

Los fiscales de Nueva York, Connecticut, Nueva Jersey, Massachusetts, Virginia y Washington se unieron el mes pasado para entablar una querella legal contra el Departamento de Justicia asegurando que el Gobierno de Trump no tiene autoridad para imponer estas nuevas condiciones y castigar a los estados que protegen a los inmigrantes.

Fuente