Somalia ha sido testigo de dramáticas cantidades de violencia y sufrió múltiples ataques terroristas desde 1991, con docenas de personas muriendo y docenas de heridos casi todos los meses debido al bajo nivel de seguridad en el país.

Una explosión ocurrió el domingo en la capital de Somalia, Mogadishu, informaron los medios locales.

La explosión fue causada por un automóvil cargado de explosivos, informó Radio Kulmiye.

«Un coche bomba suicida (embistió) en la oficina del distrito de Hawlwadag en Mogadishu. Es demasiado pronto para conocer las bajas», afirmó el mayor Abdullahi Hussein, un oficial de policía.

Según la información publicada en Twitter, el incidente tuvo lugar en el distrito de Howlwadag.

Los agentes del orden público y las ambulancias han llegado al lugar. Al menos cinco niños murieron en la explosión, otros permanecen bajo los escombros de edificios colapsados.

Más tarde en el día, una estación de radio confirmó que la explosión había apuntado al centro de administración del distrito. Una escuela fue destruida en el incidente.

Ningún grupo terrorista se ha atribuido la responsabilidad del ataque todavía.

El 7 de julio, al menos 10 personas murieron y otras 20 resultaron heridas como resultado de un ataque contra el edificio del Ministerio del Interior en la capital somalí.

En junio, un soldado estadounidense murió y otros cuatro resultaron heridos en un ataque presuntamente perpetrado por el grupo terrorista al-Shabaab.

Fuente