El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió una vez más la decisión del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender los fondos para la agencia de la ONU para refugiados palestinos en todo Medio Oriente.

Hablando en el sur de Israel, Netanyahu argumentó el domingo que la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA), de 70 años, perpetúa el problema en lugar de resolverlo.

«Estados Unidos ha hecho algo muy importante al detener el financiamiento de la agencia de perpetuación de refugiados conocida como UNRWA», dijo Netanyahu, agregando que «finalmente está comenzando a resolverse el problema».

Netanyahu dijo que los fondos retenidos por los Estados Unidos deberían usarse para «ayudar realmente a rehabilitar» a los refugiados. El premier israelí afirmó que el número de refugiados es mucho más bajo que las cifras de UNRWA.

Estados Unidos anunció el viernes que estaba terminando la financiación de UNRWA.

El presidente palestino Mahmoud Abbas denunció el viernes la decisión estadounidense como un «ataque flagrante» contra los palestinos, dijo su portavoz.

La administración Trump, que está preparando su propio plan de paz israelí-palestino, dijo por separado el 24 de agosto que recortará los 200 millones de dólares destinados a la ayuda directa de Estados Unidos a la Autoridad Palestina. Dijo que el presupuesto sería «redireccionado» a otra parte.

Los líderes palestinos han acusado a la administración Trump de tratar de «liquidar» su causa. Los palestinos dicen que la administración Trump está tratando de obligar a los países vecinos a absorber a los refugiados y eliminar el tema sensible de futuras negociaciones.

Trump se ha quejado anteriormente de que Washington no recibió «aprecio ni respeto» por la ayuda que brindó a la región.

El reconocimiento de Trump de la ciudad ocupada de Jerusalén, al-Quds, como la «capital» de Israel ya ha llevado a los líderes palestinos a cortar el contacto con la Casa Blanca.

El OOPS también rechazó las acusaciones israelíes y dijo que opera bajo un mandato estricto delineado por las Naciones Unidas.

UNRWA ha advertido que los recortes podrían dañar sus operaciones, incluida una red de escuelas que atiende a más de 500,000 estudiantes. La agencia de la ONU ahora está trabajando para encontrar nuevas fuentes de financiación para mantener funcionando las escuelas y otros servicios.

Miles de palestinos huyeron o fueron obligados a abandonar sus hogares durante la guerra que condujo a la creación del régimen israelí en 1948.

Durante décadas, el OOPS ha proporcionado servicios de atención médica, educación y servicios sociales a los palestinos en Cisjordania, la Franja de Gaza, Jordania, Siria y el Líbano.

Se estima que cinco millones de refugiados y sus descendientes son actualmente elegibles en toda la región.

El «derecho de retorno» de los refugiados a su patria ha sido durante mucho tiempo uno de los temas clave del conflicto israelí-palestino de larga data. Israel rechaza el derecho, diciendo que representa un intento de los palestinos de destruir a Israel por el peso de los números.

Según un informe del mes pasado, Trump a principios de septiembre expondrá su política sobre el tema. Se dice que su administración produce un informe que reconocería solo a medio millón de palestinos, que deberían considerarse legítimamente refugiados.

El plan, según el informe, rechaza la designación de la ONU, según la cual millones de descendientes de los refugiados también se consideran refugiados.

Fuente