Estados Unidos incita a una guerra en América Latina a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), advierte un funcionario de alto rango venezolano.

“Estados Unidos instiga a la guerra, financia la guerra, equipa la guerra, se beneficia de la guerra y van a querer aparecer como los salvadores humanitarios”, señaló el lunes el embajador de Venezuela ante la OEA, Samuel Moncada, en una entrevista transmitida por el canal de televisión Telesur.

Moncada se refirió a las declaraciones que el representante de EE.UU. ante el organismo regional, Carlos Trujillo, ofreció el mismo día en la OEA y pidió a los Estados de Colombia, Chile, Brasil y Perú que refuercen las presiones contra el Gobierno bolivariano.

“Estados Unidos quiere la guerra pero entre latinoamericanos, que los latinoamericanos nos matemos entre nosotros, entonces le pidió (Trujillo) abiertamente a Brasil, a Chile, a Perú y a Colombia que tomen la decisión difícil de atacar abiertamente a Venezuela”, afirmó.

A su criterio, Washington utilizaría los conflictos armados que existen en los países fronterizos de Venezuela, como en Colombia y Brasil, para preparar una agresión contra el país caribeño.

En otro momento de sus declaraciones, arremetió contra Trujillo por romper las reglas internacionales y amenazar a Nicolás Maduro, como el presidente de un país miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a ser juzgado si entra en el territorio estadounidense para asistir a la sesión del organismo.

“Está violando un tratado internacional que es el tratado del Estado Anfitrión que obliga a Estados Unidos a garantizar acceso seguro a las instalaciones de las Naciones Unidas que se encuentra en Nueva York y cuando el presidente (venezolano) va a Nueva York no va a Estados Unidos, sino que va un territorio considerado internacional que es el territorio de las Naciones Unidas a la cual Estados Unidos se obliga por medio de ese tratado a garantizar acceso a todos los jefes de Estado”, explicó.

Venezuela denunció el viernes una falsa campaña sobre la crisis humanitaria en su territorio nacional para justificar una intervención militar. Caracas opina que esta “operación internacional” contra Venezuela no solo está dirigida por Washington, sino también por “factores” de la Unión Europea (UE) y el Grupo de Lima, que han abultado las cifras de migrantes venezolanos “para agredir a la patria” y profundizar la guerra económica.

Fuente