Se dijo que las explosiones fueron causadas por granadas de mortero que impactaron contra un «lote abandonado» no lejos de las embajadas de Estados Unidos y Egipto.

Según la AFP, tres proyectiles de mortero impactaron en la zona verde fortificada de Bagdad, donde se encuentran las autoridades iraquíes. El ejército iraquí dijo a Reuters que los proyectiles no causaron «bajas ni daños físicos»

Un video no confirmado que circula en las redes sociales iraquíes muestra los posibles morteros explotando.

Los medios locales informaron de sirenas cerca de la Embajada de los Estados Unidos. Funcionarios estadounidenses dijeron que están «siguiendo de cerca los informes sobre posibles explosiones» y que el personal estaba «tomando precauciones».

Un ataque de atacantes no identificados se produce mientras el país lucha contra un brote de violentas protestas en la ciudad sureña de Basora. Hace dos días, diez grupos militantes emitieron una declaración conjunta amenazando con atacar intereses extranjeros en Iraq.

Según el Washington Post, este es el primer ataque a la Zona Verde de Bagdad desde finales de 2015. Entre 2003 y 2011, el área altamente segura fue frecuentemente atacada por morteros y bombas durante la insurgencia antiestadounidense.

Fuente