Estados Unidos explota su dominio financiero, militar y mediático para apuntar y desestabilizar a los países que se niegan a someterse a la hegemonía estadounidense, pero Irán puede finalmente vencer las maquinaciones estadounidenses, dice un analista político en California.

«Estados Unidos tiene una vasta experiencia en la aplicación de una variedad de tácticas para cumplir su misión de dominación de espectro completo», dijo Dennis Etler, un ex profesor de Antropología en Cabrillo College en Aptos, California.

«En el mundo de hoy, Estados Unidos está utilizando todos los elementos de la agresión imperial contra las naciones que se niegan a ceder ante la hegemonía y dominación de Estados Unidos», incluidos Rusia y China, Etler dijo a Press TV el jueves.

Sin embargo, varios países más pequeños como Afganistán y Libia han sufrido una destrucción generalizada por maquinaciones estadounidenses, agregó.

Etler dijo que los líderes iraníes «entienden claramente» las amenazas a las que Irán se enfrenta y puede vencer estas tramas al reunir al pueblo iraní y las naciones amigas.

El líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyyed Ali Khamenei, dice que los enemigos de Irán han desatado una guerra económica y mediática contra Irán con el objetivo de crear «desesperación» y «pesimismo» entre las personas.

Hoy, el establishment islámico se enfrenta a una guerra económica total, que se lleva desde una sala de guerra con total precisión y trabajo duro «, dijo el líder en una reunión el jueves con miembros de la Asamblea de Expertos de Irán.

En paralelo, añadió el ayatolá Jamenei, se está llevando a cabo una campaña de propaganda mediática contra Irán, que dijo que es «de importancia».

El presidente estadounidense Donald Trump sacó a los Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán en mayo y dijo que planea reinstaurar las sanciones nucleares de Estados Unidos contra Irán e imponer «el más alto nivel» de prohibiciones económicas sobre la República Islámica.

En agosto, Trump firmó una orden ejecutiva que reimpone muchas sanciones a Irán para imponer «la presión económica máxima» sobre la República Islámica. Trump repitió su opinión de que el acuerdo nuclear internacional de 2015 con Irán fue un «trato horrible y unilateral».

Trump también advirtió que las naciones que no reducen gradualmente sus vínculos con la economía iraní «corren el riesgo de sufrir graves consecuencias» en virtud de las sanciones reintroducidas.

Fuente