Resultado de imagen para Vladimir Putin, reclamó una completa liberación de Idleb,

El presidente ruso, Vladimir Putin, reclamó una completa liberación de Idleb,  la tarea principal ahora es expulsar a los terroristas de la provincia de Idlib. Su presencia allí amenaza directamente a los ciudadanos sirios y a los habitantes de toda la región», dijo Putin. Con los jefes de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, e iraní, Hassan Rohani, hablaron sobre «pasos concretos hacia la estabilización de la zona de distensión de Idleb», indicó. «Esto incluye la posibilidad de reconciliación con aquellos dispuestos a dialogar», comentó Putin.

El Ejército sirio amenaza con una ofensiva contra el bastión rebelde en el norte de Siria, donde están cercados decenas de miles de hombres armados y unos tres millones de civiles. El líder del Kremlin consideró inaceptable «sacar a los terroristas de la línea de fuego y dañar al Ejército sirio con el pretexto de proteger a la población civil».

Las acusaciones occidentales de que el Ejército sirio se propone usar armas químicas van en esa dirección, sostuvo. Putin apuntó a «pruebas irrefutables» de que los rebeldes estaban preparando tales provocaciones. «El Gobierno legítimo sirio tiene el derecho y debe controlar todo su territorio nacional», dijo Putin, apuntando que solo de esta manera es posible una solución para el país inmerso en la guerra civil.

«Declaración de 12 puntos”

En tanto, Erdogan llamó a un cese del fuego y dijo que la próxima cumbre sobre Siria se celebrará en Rusia y que Turquía espera ver allí resultados aún más positivos. Pidió tiempo y paciencia para encontrar una solución en la provincia siria, último bastión de los rebeldes, y añadió: «No queremos un baño de sangre en Idlib».

Tras su reunión trilateral en Teherán, los presidentes de Turquía, Irán y Rusia harán pública una declaración de 12 puntos, adelantó Erdogan. Damasco quiere tomar la provincia con una ofensiva, pero Turquía, que representa a los insurgentes en la cumbre, pide evitar una masacre y alerta de las víctimas civiles que podría haber -al igual que la ONU, la UE y Estados Unidos-. Rusia e Irán son aliados del Gobierno sirio.

Mientras tanto, miles de personas se manifestaron este viernes en Idlib contra la esperada ofensiva militar del Gobierno sirio sobre  el bastión rebelde, reportaron activistas. En la capital provincial homónima se vio a manifestantes envueltos en banderas de grupos opositores. También portaban carteles con inscripciones como «Soy un ciudadano de Idlib y tengo el derecho a vivir con dignidad». Asimismo corearon consignas contra lo que calificaron de «silencio internacional».

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos se refirió a decenas de miles de manifestantes en toda la provincia, así como en zonas rebeldes aledañas. Las protestas se iniciaron después de los rezos del mediodía. Antes del inicio del encuentro en Teherán, el principal diplomático iraní encargado de la crisis en Siria, Hussein Jaberi-Ansari, aseguró hoy que espera que se consiga un acuerdo. Idleb es un dilema, porque debe ser liberada de los «terroristas», pero por otra parte hay que proteger a los civiles. Las partes reunidas en Teherán tendrán ambas cuestiones en cuenta para lograr un pacto, indicó.

Mientras tanto, las fuerzas militares rusas y turcas también están negociando para coordinar sus acciones en Idleb, dijo hoy el Ministerio de Exteriores ruso. Se trata de minimizar el peligro para los civiles en la lucha contra los terroristas, explicó la portavoz Maria Zajarova. Se calcula que en la provincia hay unos tres millones de civiles atrapados. «Los terroristas les impiden salir de Idlib por corredores humanitarios», dijo Zajarova.

 

Fuente