Todavía inestable después de una erupción devastadora y mortal en junio, el ‘Volcán de Fuego’ de Guatemala ha lanzado una avalancha de gas volcánico y roca, conocido como flujo piroclástico.

Las imágenes aéreas del fenómeno muestran el momento exacto en que el volcán ruge nuevamente, antes de que el polvo suba al aire y un diluvio comience a fluir en dirección al barranco de Las Lajas. El torrente de partículas piroclásticas, dijeron las autoridades, probablemente fue desencadenado por «la gravedad y la inestabilidad del suelo» que dejó el deslizamiento de tierra tras la erupción volcánica mortal en junio.

Se sabe que las «explosiones» subterráneas que continúan en las cercanías del Cañón de Las Lajas generan flujos piroclásticos «débiles y moderados». Tras el incidente del viernes, el volcán mantuvo una tasa de «explosión» constante de entre cinco y 12 explosiones por hora, enviando columnas de humo hasta 4.700 metros en el aire, dijeron las autoridades.

No se han reportado daños o víctimas después de la última actividad volcánica. El Coordinador Nacional para la Reducción de Desastres continúa monitoreando la situación e informa a las comunidades locales de cualquier peligro futuro.

El 3 de junio, el Volcán de Fuego sufrió su erupción más poderosa en décadas, matando a un total de 159 personas y convirtiéndose en la erupción más mortífera en Guatemala desde 1929.

Fuente