Los 13 soldados sirios asesinados por las fuerzas policiales de Asayish dirigidas por los kurdos se habían encontrado previamente con un grupo de tropas estadounidenses que intentaban ingresar a la ciudad de Qamishli, dijo esta noche una fuente militar

Según la fuente militar, los soldados sirios impidieron que las fuerzas estadounidenses ingresaran a Qamishli a través del puesto de control del gobierno.

La fuente agregó que el ejército sirio cree que las fuerzas de Asayish que los atacaron lo hacían en represalia por este compromiso previo con las tropas de los EE. UU.

Las fuerzas policiales de Asayish no han comentado sobre este último encuentro; además, la situación sigue siendo tensa entre las Unidades de Protección del Pueblo lideradas por los kurdos (YPG) y el Ejército Árabe Sirio (SAA).

La mayoría de los residentes de Qamishli han optado por quedarse en casa para evitar más violencia entre el gobierno y las fuerzas kurdas.

Fuente