Rusia está ayudando a Siria a restaurar y modernizar su sistema de defensa antiaérea, dijo el embajador de Rusia en ese país, Alexander Kinshchak, a TASS el viernes.

«Estamos ayudando a nuestros socios sirios a restaurar, modernizar y aumentar la eficiencia del sistema integrado de defensa aérea», dijo cuando se le preguntó qué tan bien está protegida Siria contra los posibles ataques aéreos de las naciones occidentales.

«Todavía hay mucho por hacer porque todo estaba en completa devastación, pero ya se pueden ver ciertos resultados», dijo.

A fines de abril, el jefe de la dirección general de operaciones del Estado Mayor ruso, Sergei Rudskoi, dijo que Siria pronto recibiría nuevos sistemas de defensa aérea y prometió que los especialistas rusos ayudarían al ejército sirio a dominarlos. Se abstuvo de los detalles de los sistemas, diciendo solamente que los sistemas S-125, Osa y Kvadrat utilizados por el ejército sirio habían sido restaurados y modernizados con la ayuda de Rusia.

A finales de agosto, el Ministerio de Defensa ruso advirtió sobre una posible provocación tramada en la gobernación siria de Idlib por militantes bajo la supervisión de servicios especiales británicos.

Por lo tanto, según el ministerio, los militantes planeaban simular el uso de armas químicas contra civiles por parte de las tropas del gobierno sirio para proporcionar a los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia un pretexto para lanzar un ataque aéreo contra el gobierno sirio y las instalaciones económicas.

Fuente