La CIA se prepara para realizar ataques secretos con drones supuestamente contra al-Qaeda y los terroristas de ISIS desde una base aérea recién ampliada en Níger, según informa el New York Times (NYT).

Según el canal, la operación en Níger se redujo durante la administración de Obama, sin embargo, fue restaurada por el presidente Trump.

El NYT informó que Barack Obama buscaba dar mayor transparencia a los ataques que Estados Unidos a menudo se negaba a reconocer su papel. Así, puso al ejército a cargo de los ataques con drones «después de que surgió una reacción violenta sobre una serie de ataques altamente visibles, algunos de los cuales mataron a civiles «.

Pero, según informó el NYT, bajo la administración Trump, la CIA está ampliando sus operaciones de drones, trasladando aviones a la base aérea en el noreste de Níger para atacar a los militantes en el sur de Libia. El punto de venta también agrega que la expansión se suma a las misiones encubiertas limitadas de la agencia en el este de Afganistán para ataques en Pakistán, y en el sur de Arabia Saudita por ataques en Yemen.

Nigerien y funcionarios estadounidenses, citados por el NYT, dijeron que el C.I.A. había estado volando aviones no tripulados en misiones de vigilancia durante varios meses desde una esquina de un pequeño aeropuerto comercial en Dirkou. Desde febrero de 2018, el aeropuerto ha crecido significativamente, para incluir una nueva calle de rodaje, muros y puestos de seguridad.

El NYT también citó a un funcionario estadounidense no identificado que dijo que los drones aún no se habían utilizado en misiones letales, pero que casi con certeza lo estarían en el futuro cercano, dada la creciente amenaza en el sur de Libia.

A C.I.A. el portavoz, Timothy Barrett, se negó a comentar. Una portavoz del Departamento de Defensa, la mayor Sheryll Klinkel, dijo que los militares habían mantenido una base en el aeródromo de Dirkou durante varios meses, pero no volaron misiones de drones desde allí.

Según informa el NYT, los drones despegan de Dirkou por la noche, entre las 10 p. M. Y las 4 a. M. «Un periodista del New York Times vio el avión gris, del tamaño de los aviones no tripulados Predator, que tienen 27 pies de largo, volando al menos tres veces durante seis días a principios de agosto». Los drones no tienen luces parpadeantes que indiquen su presencia.

«Todo lo que sé es que son estadounidenses», dijo en una entrevista el ministro del Interior de Nigeria, Mohamed Bazoum. El alcalde de Dirkou, Boubakar Jerome, dijo que los drones habían ayudado a mejorar la seguridad de la ciudad. «Siempre es bueno. Si la gente ve cosas así, se asustará «, dijo.

El Comando de África del Pentágono ha llevado a cabo cinco ataques con drones contra militantes de al-Qaeda e ISIS en Libia este año, incluyendo uno hace dos semanas. El ejército lanza sus aviones no tripulados Reaper MQ-9 desde bases en Sicilia y en Niamey, la capital de Níger, a 800 millas al suroeste de Dirkou. Sin embargo, la base de la CIA está a cientos de millas más cerca del sur de Libia.

NYT también citó a un funcionario estadounidense no identificado que dijo que el C.I.A. comenzó a establecer la base en enero para mejorar la vigilancia de la región, en parte como respuesta a una emboscada el otoño pasado en otra parte de Níger que mató a cuatro soldados estadounidenses. El aeródromo de Dirkou fue etiquetado como una base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, según la fuente anónima.

El NYT informó además: «A pesar de las negativas estadounidenses, un funcionario de seguridad nigeriano dijo que había llegado a la conclusión de que el C.I.A. lanzó un dron armado desde la base de Dirkou para atacar un objetivo en Ubari, en el sur de Libia, el 25 de julio. El oficial de seguridad de Nigerien habló bajo condición de anonimato para discutir el programa clasificado. «Un portavoz del Comando de África, Maj. Karl Wiest, dijo que los militares no llevaron a cabo el ataque de Ubari. Ubari se encuentra en la misma región donde el ejército estadounidense lanzó en marzo su primer ataque con drones contra militantes de al-Qaeda en el sur de Libia.

Este informe llega con el final de los violentos enfrentamientos en Trípoli. El 27 de agosto, estallaron fuertes enfrentamientos entre diferentes grupos armados dentro y alrededor de la capital libia de Trípoli. Según fuentes locales, varios grupos armados que tienen la tarea de proteger las áreas alrededor de la capital, dirigidas por la 7.a Brigada de Tarhona, atacaron las posiciones de los grupos, que tienen su base dentro de Trípoli.

El 9 de septiembre, el Ministerio de Salud de Libia informó que la cifra de muertos por los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las milicias armadas en la capital libia de Trípoli aumentó a 78. El Departamento de Heridos dentro del ministerio dijo en un comunicado que los enfrentamientos dejaron 78 muertos y 210 heridos hasta el 8 de septiembre.

El 6 de septiembre, la Misión de Apoyo de la ONU en Libia anunció que se había firmado un alto el fuego entre las partes. Según Reuters, el mismo día, un portavoz de la 7.a Brigada de Tarhona, que encabezó el ataque contra los grupos armados de Trípoli la semana pasada, dijo que su grupo aceptó el alto el fuego de la ONU. Sin embargo, algunos grupos armados no han hecho comentarios sobre la declaración de UNSMIL hasta el momento.

Los enfrentamientos en la capital libia comenzaron cuando la lucha interna dentro del Gobierno del Acuerdo Nacional se intensificó dramáticamente, hundiendo la capital del país en el caos.

Una declaración conjunta entregada por los EE. UU., El Reino Unido, Francia e Italia el 3 de septiembre condenó la lucha como parte de un esfuerzo «no aceptable» para debilitar a las autoridades legítimas libias y obstaculizar el proceso político en curso, y agregó que «quienes buscan socavar la estabilidad, en Trípoli o en cualquier otro lugar de Libia [se hará] responsable de ello «.

Todo esto podría ser en beneficio del gobierno de Khalifa Haftar, que controla el este de Libia, así como muchos de los campos petrolíferos y puertos más importantes y lucrativos del país. Los campos petrolíferos y los medios de su transporte son el principal interés conjunto de las potencias extranjeras involucradas en el conflicto.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;