El Tribunal Regional Electoral de Minas Gerais decidió este lunes con cuatro votos a favor y tres en contra, la aprobación de la candidatura de la presidenta constitucional de Brasil Dilma Rousseff.

La presidenta constitucional de Brasil fue víctima de múltiples impugnaciones contra su candidatura, dado al golpe de Estado sufrido en 2016 por supuestas irregularidades en el manejo de presupuestos, y que buscó su inhabilitación política, sin  embargo, no procedió.

Dado que el Congreso analizó los hechos y decidió admitir su destitución, pero no cesar sus derechos políticos.

Tras conocerse la noticia, Rousseff aseguró que la decisión del Tribunal “hace justicia conmigo. Siempre confié en la Justicia”.

«La decisión de Tre de Minas Gerais sobre la legalidad de mi candidatura me hace justicia. Siempre he confiado en la justicia».

Ahora se debe inscribir la candidatura de Rousseff para el Senado brasileño ante el Tribunal Superior Electoral, que será el encargado de juzgar su posición en las elecciones.

Este anunció está pautado para el próximo 15 de agosto, cuando vence el plazo de las inscripciones.

 

Fuente