Los militares rusos dicen que el ataque israelí contra Siria desencadenó una cadena de eventos, que llevaron al derribo de un avión ruso Il-20 por un misil S-200 sirio tierra-aire. Moscú se reserva el derecho de responder en consecuencia.

El lunes por la noche, cuatro aviones de combate israelíes F-16 atacaron blancos en Latakia, Siria, después de acercarse desde el Mediterráneo, dijo el martes un comunicado del Ministerio de Defensa ruso. Los aviones de guerra israelíes llegaron a una pequeña altura y «crearon una situación peligrosa para otros aviones y embarcaciones en la región», dijo.

Los militares dijeron que la fragata de la Armada francesa «Auvernia», así como un avión ruso Il-20 estaban en el área de la operación israelí.

«Los pilotos israelíes usaron el avión ruso como cobertura y lo prepararon para ser blanco de las fuerzas de defensa aérea sirias. Como consecuencia, el Il-20, que tiene una sección transversal de radar mucho más grande que el F-16, fue derribado por un misil de sistema S-200 «, dijo el comunicado.

El ministerio ruso enfatizó que los israelíes deben haber sabido que el avión ruso estaba presente en la zona, lo que no los detuvo de «la provocación». Israel tampoco advirtió a Rusia acerca de la operación planificada con anticipación. La advertencia se produjo un minuto antes de que comenzara el ataque, que «no dejó tiempo para mover el avión ruso a un área segura», dijo el comunicado.

Fuente