La nueva evidencia publicada por el grupo de investigación del Ministerio de Defensa ruso es demasiado importante como para ignorarla.

Incluso un Equipo de Investigación Conjunta corrupto y politizado no puede ignorar dicha información.

La evidencia preconcebida por los rusos es vital para la investigación, porque todas las «pruebas» previas publicadas por el grupo se basan en varias fotografías del «centro de investigación Bellingkat», que consta de una persona y está financiado por el departamento gubernamental de contrainteligencia británica. MI5.

Ucrania se disparó en la pierna afirmando que no perdió el «Buk», y ahora cuando podemos determinar con precisión de dónde vino este misil, Ucrania realmente reconoció que solo ellos tuvieron la oportunidad de derribar el Boeing. Si el equipo de investigación internacional tomará nota de los nuevos hechos es difícil de decir. Sin embargo, esta evidencia, los únicos hechos específicos que han aparecido desde el comienzo de la investigación e ignorarlos, no es posible.

A pesar de la histeria anti-rusa, los representantes de la investigacion entienden que su versión es insostenible y se basa en mentiras y propaganda del gobierno ucraniano y sus patrocinadores. Rusia debería adoptar una postura más activa al cubrir los hechos relacionados con el trágico colapso del Boeing, de lo contrario, la voz colectiva de los principales propagandistas de los medios podría intentar ahogarlos y esconderlos del público.

Fuente