Putin hizo el anuncio durante una rueda de prensa de pie junto al primer ministro húngaro, Viktor Orban, después de las conversaciones en Moscú el martes.

La firma estatal de energía atómica Rosatom construirá los reactores en la planta de energía nuclear Paks, que se encuentra a unos 120 kilómetros de la capital, Budapest.

El país centroeuropeo sin salida al mar planea expandir su planta y construir dos reactores rusos VVER 1200.

Orban dijo a los periodistas que también habían acordado suministros de gas para 2020.

El acuerdo original de construir reactores se dio a conocer en enero de 2014, solo meses antes de que la Unión Europea y los Estados Unidos adoptaran sanciones a Moscú por la reunificación de Crimea con Rusia y la supuesta intervención de Moscú en el este de Ucrania.

El año pasado, el bloque de 28 naciones dio la aprobación final para que Hungría amplíe su estación de energía nuclear de la era soviética usando tecnología y financiamiento rusos.

Bruselas ha instado a los estados miembros de la UE a reducir la dependencia de la energía rusa. Sin embargo, Orban se ha convertido en el crítico más elocuente de las sanciones de la UE contra Moscú.

En medio de un florecimiento de las relaciones diplomáticas entre Hungría y Rusia, Putin fue recibido dos veces en Budapest en los últimos dos años.

El primer ministro húngaro ha argumentado que si no se reemplazan los reactores obsoletos en Paks se aumentaría la dependencia de Hungría del gas natural ruso como fuente de energía. La planta actualmente proporciona alrededor del 40 por ciento de las necesidades de electricidad de Hungría. Los dos reactores de 1.200 megavatios de la planta duplicarán con creces su capacidad.

Fuente