Moscú desestimó las acusaciones de Washington de que Rusia ayudó a Corea del Norte a adquirir combustible mediante transferencias en el mar en violación de las sanciones contra Pyongyang.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo el miércoles que las acusaciones no fueron respaldadas por evidencia.

El embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, acusó el lunes a Rusia de «engañar» a las sanciones de la ONU contra Pyongyang, y dijo que Washington tenía «evidencia de constantes y amplias violaciones rusas».

El Wall Street Journal informó la semana pasada que Estados Unidos está convocando una coalición multinacional para rastrear mejor a los barcos que suministran combustible a Corea del Norte en violación de las sanciones de la ONU.

Citando a oficiales militares estadounidenses, la revista informó el 14 de septiembre que el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Japón, Corea del Sur y Francia se unirían a Estados Unidos para formar la coalición, que también contribuiría con buques de guerra y aviones de vigilancia militar para detectar mejor envíos al norte.

La coalición se formó a pesar de los llamamientos internacionales a Washington para aliviar la presión en respuesta a los esfuerzos de Pyongyang para desnuclearizar la península de Corea.

Moscú y Beijing pidieron a la ONU que considere aliviar las sanciones contra Corea del Norte en respuesta a su diálogo de apertura con Estados Unidos y la suspensión de las pruebas de misiles.

Sin embargo, Washington insiste en mantener la «presión máxima» sobre Corea del Norte, enfatizando en «la desnuclearización primero».

Pyongyang ha instado a Washington a tomar medidas recíprocas para sus gestos de buena voluntad, que incluyen declarar oficialmente el fin de la Guerra de Corea y eliminar las sanciones.

Fuente