El presidente serbio, Alexander Vučić, dijo que en uno o dos meses se llevarán a cabo ejercicios militares abiertos en el país para mostrar al público las capacidades del ejército serbio. El jefe de Estado también confirmó que Belgrado continuará comprando armas.

«Esta es nuestra pregunta interna, cuántas armas tenemos», dijo Vučić.

Al mismo tiempo, agregó que no se trata de que Serbia ataque a nadie o participe en guerras con un rol negativo para sí mismo.

«Serbia es el único país de la región donde ningún miembro del liderazgo estatal expresó su deseo de unirse a la OTAN, el único país que no quiere unirse a la OTAN, pero quiere mantener la neutralidad militar, y para esto necesitamos un ejército fuerte capaz de repeler un ataque de cualquier agresor «, dijo Alexander Vucic.