La policía militar rusa ha sido desplegada en zonas de escalada en Siria desde fines de 2016 para ayudar a mantener la seguridad en el país devastado por la guerra en medio de las operaciones en curso del ejército sirio y sus aliados para liberar a Siria de una colección de militantes yihadistas.

Las tropas rusas y el personal del Centro de Reconciliación de Rusia para Siria han llevado a cabo una patrulla de asentamientos recientemente liberados en la gobernación de Quneitra en Siria y la zona fronteriza desmilitarizada marcada por las Naciones Unidas con la porción de los Altos del Golán sostenida por Israel. La patrulla se realizó desde la parte central a la parte sur del territorio, e incluyó visitas a los asentamientos de al-Rafid, Adra y Maariya.

«En esta área, aseguramos la entrega de ayuda humanitaria a la población afectada por los combates», dijo el subcomandante de la patrulla, Teniente. El general Sergei Kuralenko dijo, hablando a los periodistas. «Estamos supervisando la observancia de la resolución de la ONU sobre las limitaciones de armas a lo largo de la Línea Bravo en el lado sirio. De esta forma, estamos ayudando al organismo de la ONU a monitorear la reconciliación».

En el camino, las fuerzas de paz rusas proporcionaron seguridad para los equipos de reparación, visitaron escuelas, hospitales, puestos permanentes de la policía militar rusa y un centro que proporciona amnistía para los militantes y residentes locales que colaboraron con los militantes antes de que sus territorios fueran liberados.

La patrulla también verificó la seguridad de las rutas por las que los pacificadores de la ONU viajan en su misión para observar el alto el fuego en los Altos del Golán entre Siria e Israel.

«Confiamos en que las patrullas de la ONU sigan las huellas de la policía militar rusa», dijo Kuralenko. «Las fuerzas de la ONU no han estado en estas áreas durante más de seis años, y hoy la gente solo ve las banderas de Rusia y Siria. Confío en que nuestros esfuerzos ayudarán a las fuerzas de la ONU a cumplir sus tareas en la parte central de la zona desmilitarizada. y en su punto más al sur. Se puede decir que al llevar a cabo nuestras tareas en la ciudad de Rafid, así como en los asentamientos de Adra y Maariya, hemos allanado el camino para las fuerzas de la ONU «.

Los Altos del Golán son un pedazo de territorio sirio de 1.800 kilómetros cuadrados, 1.200 km de los cuales fueron ocupados por Israel durante la Guerra de los Seis Días y anexados en 1981. El Consejo de Seguridad de la ONU condenó la anexión de la región y calificó la decisión de imponer «leyes, jurisdicción y administración» sobre el territorio «nulas e inválidas y sin efecto legal internacional». En 2016, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, prometió que Tel Aviv nunca devolvería la porción ocupada de los Altos del Golán a Siria. La ONU desplegó la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (FNUOS) para Siria en 1974 y le encargó que garantice el mantenimiento del alto el fuego entre Israel y la República Árabe. La FNUOS se retiró del área en 2014 luego de ser atacada reiteradamente por militantes afiliados a Al Qaeda *. El personal de mantenimiento de la paz de la ONU regresó a los Altos del Golán el mes pasado luego de que el ejército sirio despejara el territorio de los terroristas.

Durante el conflicto en Siria, gran parte del sur de Siria, incluida la porción controlada por Siria de los Altos del Golán, fueron ocupados por terroristas. El mes pasado, el ejército sirio descubrió un almacén que contenía grandes cantidades de armas, alimentos y suministros fabricados en Estados Unidos e Israel.

Las relaciones amistosas entre Rusia e Israel empeoraron esta semana después de que el ejército ruso perdiera contacto con la tripulación de un avión militar ruso Il-20 durante un ataque israelí contra objetivos sirios en Latakia. El martes, el Ministerio de Defensa ruso acusó al ejército israelí de crear deliberadamente una situación peligrosa utilizando el avión ruso como escudo contra los sistemas de defensa aérea sirios. Los 15 aviadores a bordo del avión ruso fueron asesinados.

Fuente