El portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general Ígor Konashénkov, ha ofrecido este domingo detalladas informaciones respecto al derribo del avión militar ruso Il-20, el lunes pasado en Siria, que provocó la muerte de 15 militares rusos, ha informado la cadena local RT.

El medio ruso también ha publicado un vídeo que muestra las circunstancias y la cronología del siniestro, basándose en datos objetivos de radar, incluidos los del sistema Plotto.

Cronología

A las 20:31, hora local, (17H31 GMT) del 17 de septiembre, el avión ruso Il-20 emprendió una misión especial en la zona de desescalada en la provincia siria de Idlib (noroeste), con 15 tripulantes a bordo.

Al mismo tiempo, un grupo de aviones de combate israelíes F-16I despegó desde los territorios ocupados palestinos para lanzar un ataque repentino contra el territorio sirio y tras sobrevolar aguas neutrales del mar Mediterráneo, los cazas israelíes ingresaron en el área de patrulla, a 90 kilómetros al oeste de la provincia de Latakia (oeste de Siria).

A las 21:39, hora local, (18H39 GMT) un coronel de mando de la fuerza aérea del régimen israelí informó al Mando ruso en Siria que en los próximos minutos Israel atacaría las zonas norteñas de Siria.

A las 21:40, hora local, (18H40 GMT), un minuto después, cuatro cazas israelíes F-16I bombardearon unas instalaciones industriales en Latakia.

De hecho, Israel no avisó por adelantado a las Fuerzas Armadas rusas sobre su operación militar, sino que emitió una advertencia simultáneamente con el inicio de los asaltos, lo que constituye “una clara violación” de los acuerdos firmados en 2015 entre Moscú y el régimen de Tel Aviv para impedir incidentes militares en Siria, ha censurado Konashénkov.

El alto mando militar ruso ha indicado, además, que Israel notificó a Moscú que lanzaría ataques en el norte de Siria, aunque finalmente realizó bombardeos contra la provincia occidental de Latakia.

A las 21:51, hora local, (18H51 GMT) los sistemas de defensa antiaérea sirios atacaron con misiles a los agresores cazas israelíes.

La respuesta siria obligó a los aviones de combate israelíes a volver a patrullar el área, a 70 kilómetros al oeste de la costa siria, donde activaron el bloqueo de radar y, aparentemente, comenzaron a prepararse para un nuevo asalto.

A las 21:59, hora local, (18H59 GMT) uno de los cazas israelíes comenzó a maniobrar hacia la costa siria, acercándose al Il-20, que se disponía a aterrizar. Las unidades de defensa aérea de Siria consideraron dicha maniobra como otro ataque israelí.

“Es imposible” que el piloto israelí no entendiera que el Il-20 tiene una superficie reflectante mucho mayor que la de un avión F-16I y que sería el objetivo prioritario para un misil antiaéreo sirio, ha señalado el portavoz del Ministerio ruso de Defensa.

En este momento, el Il-20 hizo una maniobra para su acercamiento final a la base aérea de Hmeimim y se encontró en la trayectoria de fuego de los sistemas de defensa aérea sirios dirigidos a los aviones israelíes, ha apostillado Konashénkov para luego señalar que los cazas israelíes “usaron como escudo” al avión ruso contra los misiles antiaéreos, mientras seguían maniobrando en la zona.

A las 22:03, hora local (19H03 GMT) un misil antiaéreo sirio golpeó el objetivo mayor y más cercano: el Il-20 ruso.

A las 22:07, hora local (19H07 GMT) el Il-20 ruso desapareció de los radares. Mientras tanto, las aeronaves israelíes se quedaron en la zona y continuaron patrullando el espacio aéreo hasta las 22:40, hora local.

Moscú, que ha denunciado en reiteradas ocasiones los ataques israelíes contra Siria, tras el derribo de su avión militar ha asegurado que se reserva el derecho a responder a los “actos hostiles” del régimen de Tel Aviv.

 

 

 

Fuente