Los planes de Rusia de suministrar a Siria un sistema de misiles S-300 representarían una «escalada significativa» para Moscú, dijo el lunes el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton. También expresó la esperanza de que el plan sea reconsiderado, informa Reuters. El ejército ruso dijo el día que suministrará el sistema de misiles tierra-aire. La medida fue una semana después de que Moscú culpara a Israel por causar indirectamente el derribo de un avión militar ruso en Siria. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el lunes a los periodistas que se reunirá con el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York esta semana.

Fuente