El fotógrafo e historiador mexicano, Miguel Gleason, ha dedicado su trabajo a buscar los tesoros mexicanos esparcidos por el mundo. Primero lo hizo en Europa en donde encontró cerca de 100 mil objetos, de los que contabilizó y registró los 9 mil objetos mexicanos más importantes expuestos en diversos museos del viejo continente, e incluso escribió un libro titulado “México insólito en Europa”.

Ahora, Gleason emprendió una nueva búsqueda y ha dedicado poco más de un año al proyecto “México insólito en Norteamericana”, que abarcará el registro de objetos de arte mexicanos en alrededor de 250 museos de 150 ciudades de Estados Unidos y Canadá.

Hasta el momento, Miguel Gleason ha documentado unos 5 mil 500 objetos de arte mexicano y apenas ha cubierto poco más de la mitad del territorio estadounidense, y sobre todo le falta la parte norte y noreste de Estados Unidos y al menos 13 museos de las principales ciudades de Canadá.

Gleason asegura que encontrará muchos más objetos en Norteamérica que en toda Europa, aunque precisa que solo contabilizará para su trabajo aquellos que posean mayor relevancia.